ADIOS

Con este escrito me despido de todas las personas que hayáis ido leyendo mis escritos en este blog. Mis amigos no necesitan leer aquí lo que hago, lo que siento y lo que pienso.

Os deseo a tod@s que disfrutéis de lo que os apasione, pero sobre todo, que viváis la vida con toda la alegría y la felicidad que podáis, que esto dura cuatro días. Que disfrutéis de los amigos, de la familia y de vuestras pasiones, en positivo. Pero sobre todo, sobre todo, que riáis mucho. El día a día ya se encarga de jodernos todo lo que puede. No le ayudemos también nosotros.

Espero que el lunes, el webmaster elimine este blog, tal como le he pedido.

Sed muy felices y a partir de ahora, si nos vemos que sea en la montaña!!

Rafa Vadillo

 

No todos los rusos son millonarios

“Cuanto ruso millonario suelto… A lo mejor la finalidad del rallie es otra…”

Este “sentencia” está copiada literalmente del comentario de un “anónimo internauta”, tras la noticia de la participación de escaladores rusos en el pasado Rally Arc’teryx 12h Escalada Terradets, que un grupo de amigos organizamos desde hace 4 años.

Tengo que reconocer que cada vez me parecen más cansinos los foros de escaladores en internet. A todo se le busca la pega y la visión sectaria predomina en la mayoría de cuestiones. Lamentablemente, la mayoría de comentarios no solo no aportan elementos interesantes de debate, sino que sencillamente suelen ser una sarta de sandeces, acompañadas en muchos casos de insultos de lo más variopinto.

Precisamente leyendo los comentarios que se generan en algunas webs de montaña rusas, observo con agrado como suelen ser educados y en general bastante interesantes, algo de los que podríamos tomar nota.

Y sobre los “millonarios rusos” de nuestro anónimo internauta, a pesar que me da pereza contar quienes son en realidad sus supuestos “millonarios rusos”, lo voy a hacer porque me apetece decir quiénes son y las vivencias que hemos tenido con ellos.

 Digamos que el comentario gratuito y sin el más mínimo atisbo de conocimiento por parte de nuestro internauta en cuestión, me ha servido de motivación para contar nuestra ya cada vez más intensa relación con los escaladores rusos y también ukraineses con los que hemos ido entablando una afectiva relación.

Con el Team Ukrainés en Crimea

Con el Team Ukrainés en Crimea

Para empezar, hay que decir que los escaladores de los países de la antigua Unión Soviética, son de los más fuertes y duros que he conocido en los (bastantes) años que llevo deambulando por paredes y montañas. Y no me refiero con eso al grado de dificultad a lo que en los países “occidentales” se basa el concepto “fuertes”, sino fuertes de fuertes. O sea, actividades potentes sin importar si el tiempo es perfecto y la condiciones inmejorables.

Les hemos visto escalar difíciles rutas con frío y mal tiempo, algo impensable para los cracks del santificado “grado” occidental y algunos, sin el mega-equipamiento que acostumbramos a ver por nuestras montañas.

La mayor parte de los escaladores “de a pie” de esos países, donde su incorporación a esquemas sociales mas o menos parecidos a los occidentales es muy reciente, sencillamente aún no existe lo que conocemos como “clase media”, como me contaba Mykhaylo, el profesor de Universidad y miembro de la dirección de la Federación Ukrainesa de Alpinismo. Eso provoca que a la mayoría de escaladores de esos países no tengan el poder adquisitivo suficiente para viajar y escalar por su cuenta en otros países y especialmente en los países alpinos donde hay que pagar por casi todo (teleféricos, refugios, campings, etc…).

En Crimea por ejemplo, el camping es libre o al menos libremente tolerado, incluso en la periferia de los núcleos habitados. Por otro lado, el “autostop” está muy extendido siendo habitual encontrar continuamente personas a lo largo de las carreteras, esperando ser recogidas por algún conductor para desplazarse de un lado a otro. Por eso, no es extraño que los escaladores y alpinistas de los países exsoviéticos, hagan las aproximaciones a pié y acampen sobre los glaciares, en sus escaladas  de los macizos alpinos occidentales.

Para los que tienen más nivel y más suerte, existe la posibilidad de integrarse en los equipos oficiales de alpinistas y escaladores de sus países, donde por cierto, están tan bien considerados como cualquier deportista de otras modalidades, incluyendo las olímpicas. Cobran de su Federación e incluso tienen acceso a viviendas. Ese es uno de motivos por los que se organizan competiciones de alpinismo, a las que en los países occidentales no estamos habituados. Eso les permite cuantificar y evaluar resultados, que son los que ayudan a establecer los escaladores y alpinistas que constituyen los equipos federativos oficiales, permitiéndoles el acceso a expediciones y/o actividades en macizos alpinos.

Pavel y Ekaitz en Crimea

Pavel y Ekaitz en Crimea

Otra cosa son los visados para poder visitar los países occidentales, como pueden ser los de la Unión Europea donde están ubicados los macizos alpinos o buenas zonas de escalada en roca, como por ejemplo nuestro país.

Para conseguir esos visados es necesaria la invitación por parte de una empresa o una organización. En el caso concreto de los escaladores y escaladoras rusas que participaron en nuestro Rally Arc’teryx 12h de Escalada de Terradets del 2013,  tuvimos que enviar a la Federación Rusa, una invitación desde el Club Alpí Virtual como organizador del Rally, para que la embajada española en Moscú les expidiera el visado que les permitía visitar nuestro país. Una vez en Terradets, estuvieron invitados por la organización del Rally, Y CON MUCHO GUSTO.

Con Pavel en Terradets

Con Pavel en Terradets

Pavel y Vladimir en Terradets

Pavel y Vladimir en Terradets

Pelut con Pavel y Vladimir en Terradets

Pelut con Pavel y Vladimir en Terradets

Para esos escaladores y para su Federación, el segundo puesto en chicos y el primero en chicas, en una “competición” occidental, les ha ayudado a aportar “resultados deportivos”. O sea, que su participación y resultados en el Rally Terradets, les ha facilitado el poder seguir haciendo sus actividades. Incluso el visado que pudieron obtener gracias a nuestra invitación (un visado para la UE), les permitió poder viajar a los Alpes y escalar allá.

Pavel Vlasenko y Vladimir Gunko segundos en Terradets

Pavel Vlasenko y Vladimir Gunko segundos en Terradets

Por su parte, la Federación Rusa invitó a los ganadores del Rally Terradets a participar en su “Campeonato” con la clara intención de que conociéramos su peculiar competición de escalada en pared y aportásemos nuestra visión de cara a adecuar su visión de este tipo de actividades a conceptos mas actualizados y que compartiésemos con sus escaladores nuestra visión y el momento actual de nuestra manera de ver la escalada y el alpinismo.

Ekaitz con el Team Ruso en Crimea

Ekaitz con el Team Ruso en Crimea

La experiencia ha sido extraordinariamente enriquecedora por ambas partes y la relación humana que es lo realmente importante, ha sido de lo mas entrañable y afectiva, sorprendiéndonos muy gratamente y deshaciendo visiones predeterminadas sobre la escalada y el alpinismo en esos países, basadas en la mayoría de los casos en las noticias que aparecen en los medios de comunicación de montaña sobre sus actividades.

Porque no todos los rusos son millonarios

Con Yulia, Alena y un amigo

Con Yulia, Alena y un amigo

Con Sasha y Tatiana

Con Sasha y Tatiana

Alex y Yulia

Alex y Yulia

Con Caterina y Alexandr

Con Caterina y Alexandr

 

Welcome climbers

Sentado en la terraza de un restaurante de Arco, mientras miro qué escoger, me sorprendo al leer en la carta “Welcome Climbers”. En este paradisíaco pueblecito italiano, a orillas del Lago di Garda, los escaladores no solo no estamos mal vistos, sino que incluso somos bienvenidos.

Welcome Climbers en la carta del restaurant

Welcome Climbers en la carta del restaurante

A partir de que allá por mediados de los 80, se organizara la primera competición, Arco se ha volcado en la escalada y los deportes al aire libre. Desde aquellas imágenes del primer Rock Master donde la flor y nata de los escaladores punteros del momento, paseaban sus llamativas mallas multicolores por estas paredes, la escalada se ha convertido en el centro neurálgico de este lugar.

Nombres como Patrick Edlinger, Catherine Destivelle, Didier Raboutou, Jacky Godoffe o Stefan Glowacz entre otros, forman parte de la historia y la evolución reciente de este bonito y cuidado pueblo. Desde entonces, El Rock Master de Arco es una cita de referencia para el mundo de la escalada.

Arco

Arco

Hemos venido aquí para el “meeting” de verano de La Sportiva, el fabricante de calzado para montaña y escalada. Esta empresa familiar, con sede y fábrica en las Dolomitas italianas, ha ido evolucionando en los últimos años de manera paralela a la escalada en Arco y este año han querido realizar su “meeting” en este pueblo donde Lorenzo Delladio se presentó hace mas de 25 años, cargado con una bolsa llena de unas zapatillas para escalada con suela lisa, que entregaba a los escaladores punteros de la época para que las probaran.

Desde entonces han sido una punta de lanza en la evolución y mejora constante de los pies de gato, que siguen fabricando de manera artesanal en su fábrica de Ziano di Fieme. En unos tiempos en que muchísimas empresas trasladan la fabricación de sus productos a China, esta familia que va por la cuarta generación de zapateros, prefiere fabricar menos cantidad en su propia fábrica italiana, pero hacerlo de la manera tradicional y bajo su supervisión personal, aunque eso suponga no poder atender totalmente la gran demanda que sus pies de gato tienen en todo el mundo. Algo que personalmente me parece elogiable.

Después de comer, me doy una vuelta. Es un pueblo de un tamaño similar a Chamonix, pero lo encuentro más limpio y más cuidado. Me sorprende la cantidad de tiendas y librerias de montaña que hay aquí. Como en Chamonix, muchas marcas han abierto sus propias tiendas, junto a otras multimarca.

Arco

Arco

Libreria de escalada en Arco

Libreria de escalada en Arco

Por la tarde, La Sportiva organiza una pequeña fiesta de  escalada en el famoso muro del Rock Master. Se trata de un rocódromo al aire libre, pero con un ingenioso sistema de semi-cobertura que lo protege de la posible lluvia, sin dejar de estar al aire libre. Es un placer compartir una tarde de escalada en este mítico muro con escaladores de la talla de Pietro dal Pra y Sandro de Zolt o de escaladores y escaladoras de la época dorada de Arco como Tatiana Dmitrievskaya y Sasha Kayachev, integrantes del equipo ruso de escalada de los años 80-90.

Meeting de La Sportiva en Arco

Meeting de La Sportiva en Arco

Pietro dal Pra

Pietro dal Pra

Sandro de Zolt

Sandro de Zolt

Tatiana Dmitrievskaya en acción

Tatiana Dmitrievskaya en acción

Tatiana

Tatiana

Asegurado por Sasha

Asegurado por Sasha

Intentando dar la talla

Intentando dar la talla

Unas risas con Sandro

Unas risas con Sandro

Lo de Tatiana y Sasha es una de esas historias de amistad que demuestran el trasfondo de vinculación afectiva que algo común como la escalada, puede generar en personas de lugares tan distantes y culturas tan diferentes.

Nos conocimos hace mas o menos un año en otro “meeting” de La Sportiva. Durante una de las cenas, Tatiana y yo charlamos largamente, como no, de escalada. En un momento de la conversación le hablé del Rally de Escalada de Terradets, que organizamos junto con un grupo de buenos amigos. A ella, que ha sido competidora de escalada deportiva durante muchos años, le pareció muy interesante y me pidió que le enviase información. Unos meses después en Friedrischafen, me dijo que a su compañero Sasha y a ella les gustaría venir a participar este año, así que les envié más información. El pasado febrero en Munich, conocí a Sasha que entusiasmado como un niño con juguetes nuevos, me preguntaba por todos los detalles.

Y así fue como unos días antes de Semana Santa les fui a recibir al aeropuerto de Barcelona. Se habían cogido 15 días de vacaciones con el objetivo final de participar en el Rally de Escalada de Terradets.

Como buen cicerone, la primera visita fue a Montserrat donde escalamos juntos y disfrutamos de las bonitas vistas desde los Gorros. Después de otro día de visita turística por la ciudad de Barcelona, les acompañé hasta Terradets donde se instalaron en el Hotel junto al lago.

Con Tatiana y Sasha en Montserrat

Con Tatiana y Sasha en Montserrat

Tatiana escalando en Montserrat

Tatiana escalando en Montserrat

Participaron en el Rally y, además de ganar la categoría veteranos (los dos superan los 50 años), quedaron cuartos de la general. Pero sobre todo, como ellos mismos dicen una y otra vez, se lo pasaron en grande durante su estancia, con la gente, con la comida, con las escaladas y sobre todo con el ambiente.

Antes de marchar, Sasha me pasa su cuerda y como en una especie de rito de hermandad, me pide que se la lleve en Junio al “meeting” de La Sportiva en Arco donde nos volveremos a encontrar. Es como una señal de compromiso para hacer una escalada juntos allá. Yo que soy de naturaleza romanticón, no hace falta decir que pasé dos meses de lo más emotivo.

Tal y como habíamos quedado, el último día antes de marchar de Arco, nos encordamos juntos para escalar una de las clásicas de la zona: los 300 mts de la vía Renata Rossi  en la pared del Calodri, a las afueras de Arco. La clásica resultó ser un peazo de clásica, lógica y estética, pero donde hay que escalar en cada largo. Además hay que sumar lo pulido de la roca por el paso de las cordadas.

Renata Rossi la pared del Calodri

Renata Rossi en la pared del Calodri

Los 300 mts de la pared del Calodri

Los 300 mts de la pared del Calodri

Sasha en la Renata Rossi

Sasha en la Renata Rossi

 

Escalando el bonito 3r largo

Escalando el bonito 3r largo

Sasha superando en último techo

Sasha superando en último techo

En los últimos metros de verticalidad total

En los últimos metros de verticalidad total

Con Sasha en la cima

Con Sasha en la cima

En la cima, Tatiana con algunos amigos nos vinieron a esperar y bajamos juntos. ¿Qué mejor historia para un alpinista de la vieja escuela como yo, pero de mentalidad abierta?.

Sentados en la terraza de un restaurante de Arco, brindamos por los momentos vividos y nos emplazamos para compartir otros venideros, mientras en la carta leo “Welcome Climbers”.

Terradets, mas que un rally

Desde el primer Rally 12h de Escalada Terradets que organizamos hace ya 4 años, la idea siempre ha sido ir más allá de una competición de escalada. De hecho, a veces me planteo eliminar la palabra “Rally” y dejarlo solo en “12h de Escalada Terradets”.

El primer año se nos ocurrió hacerle un homenaje a los aperturistas de la primera vía de Terradets: la Anglada-Guillamon abierta en 1959. Fue muy emotivo tener con nosotros a los dos escaladores y escuchar su aventura de aquella vía.

 

Foto-montaje simulando revista Desnivel año 1959

Foto-montaje simulando revista Desnivel año 1959

Como la experiencia nos gustó, el segundo año decidimos hacerles un homenaje a los escaladores de la segunda vía de Terradets: la CADE. Como aún tenemos la gran fortuna de tener entre nosotros a dos de los cuatro aperturistas de la vía (Emili Civis y Ferràn Abella), decidimos que estas cosas es mejor hacerlas en vida, así que también fue un momento muy emotivo conocerlos y escuchar sus aventuras de los años 60.

Los aperturistas de la CADE: Gil, Abella, Collins y Civis

Los aperturistas de la CADE: Gil, Abella, Collins y Civis

La cosa ya estaba clara, así que no hay que decir que el tercer año decidimos hacer un homenaje a los aperturistas de la tercera vía, o sea la Reina-Puig. Esto ya costó más. Los dos escaladores (Gabriel Reina y Ferràn Puig), hacía décadas que habían dejado la escalada y nadie sabía nada de ellos. De hecho Ferràn Puig solo participó en la apertura de un tramo de la vía, ya que Gabriel Reina la acabó en su parte final en solitario. El objetivo durante casi 8 meses fue localizar a Gabriel Reina y a tan solo unas semanas del Rally, un golpe de suerte a través de un amigo, de un amigo, de un amigo… de Antonio García Picazo, conseguí el contacto con Gabriel.

La sorpresa “del Reina” (expresión textual de Picazo), fue mayúscula, pero allí se presentó emocionado y un poco intimidado por todos los acontecimientos del fin de semana. Llevado por la emoción del momento y por su deseo repentino de volver a recuperar sensaciones y amistades de su etapa escaladora, se lanzó con un auto-reto: volver a la escalada ¡¡30 añosdespués!! y prepararse para intentar repetir su vía de Terradets, en el Rally del año siguiente, o sea en el de este 2013.

 

Cuadro-Homenaje a Gabriel Reina

Cuadro-Homenaje a Gabriel Reina

Y a todo esto llegamos al Rally de hace unos días (5, 6 y 7 de Abril pasado).

Este año, tras una importante taladrada durante meses por parte de “Pelut”, nos decidimos a organizar su proyecto de 24 horas de escalada artificial en Roca Regina, al mismo tiempo que el tradicional Rally 12h de Escalada de Terradets.

Roca Regina escenario de las 24h de escalada

Roca Regina escenario de las 24h de escalada

Evidentemente había que organizar un homenaje también este año, así que aprovechando que la Roca Regina se incorporaba a la fiesta por primera vez, estaba claro que el homenaje tendría que ser para la primera vía abierta en esa pared: la Galí-Molero, así que aprovechamos que un buen amigo (Xavi Pérez Gil) lo es también de uno de los aperturista (Ramón Galí). La búsqueda de los homenajeados esta vez fue fácil y allí se presentaron los dos escaladores: Ramón Galí y Julià Molero, que además hacía años que no se veían, por lo que la cosa resultó doblemente emotiva.

Julià Molero y Ramón Galí

Julià Molero y Ramón Galí

Sobre el Rally 12h y sobre las 24h de Regina, ya se han publicado noticias hace unos días, pero la carga emotiva de ese fin de semana es algo que no se puede valorar si no se ha estado en Terradets àra vivirlo.

Los ojos emocionados de Julià Molero dando las gracias por el acto o la cara de satisfacción de Angel Vedo (única persona que ha escalado TODAS la vías de Roca Regina).

Angel Vedo

Angel Vedo

La felicidad de Gabriel Reina junto con su amigo Fernando Alvarez, después de haber cumplido su reto personal escalando su vía de Terradets, tras su propósito de un año antes.

Gabriel Reina y Fernando Alvarez, a punto de realizar el sueño de repetir su via de Terradets

Gabriel Reina y Fernando Alvarez, a punto de realizar el sueño de repetir su via de Terradets

Gabriel Reina repitiendo su via de Terradets, tras regresar a la escalada 30 años después.

Gabriel Reina repitiendo su via de Terradets, tras regresar a la escalada 30 años después.

La admiración por Salvador Rivas como participante en el Rally a sus 77 años (si, si, como PAR-TI-CI-PAN-TE) y la satisfacción de compartir la cena con casi todos los escaladores homenajeados desde el primer año, hacen que valga la pena organizar cada año esto que quienes lo hacemos posible y quienes cada año participan, tenemos la satisfacción de saber que el Rally de Terradets es mucho más que un Rally de escalada.

A la izquierda Salvador Rivas (77 años), con su compañero Jose Luis Consuegra.

A la izquierda Salvador Rivas (77 años), con su compañero Jose Luis Consuegra.

Tener juntos y sonrientes a Julià Molero, Jose Manuel Anglada, Gabriel Reina, Ramón Galí, Xavi Pérez Gil, Paco Guillamon, Angel Vedo, Salvador Rivas, Remi Brescó y Antón Fontdevila entre otros, no tiene precio.

Una gran reunión de veteranos

Una gran reunión de veteranos

El Rally de Escalada Terradets se extiende a Roca Regina

Ya estamos a las puertas de un nuevo RALLY ARC’TERYX 12H ESCALADA TERRADETS y como cada año, se presenta con interesantes novedades.

Para empezar y de la mano del “Profeta del Metal” (David Palmada-Pelut) nacen las primeras “24h Regina Vertikal Festival”, un nuevo Rally pensado par l@s amantes de la escalada artificial, pero que incluye tambien las vías más clásicas de la pared de Roca Regina.

Pelut en Roca Regina

Pelut en Roca Regina

Aprovechando el control para las vías de las 24h de Regina, el tradicional Rally 12h incluye este año 4 vías clásicas en esta paret. Un nuevo reto para quienes ya se habían superado en las 3 anteriores ediciones.

Pero el Rally de Terradets es más que una competición de escalada en pared. Es un encuentro de amantes de este tipo de escaladas, con proyecciones, música, bar…

Además este año, el fabricante de rocódromos GÁRGOLA montará su espectacular RotoBloc y organizará actividades en el mismo, dirigidas tanto a excaladores expertos (lances) como a los niños que se acerquen hasta la base de la Font de les Bagasses.

Para consultar el programa completo, las vías y toda la información sobre el Rally de Terradets, la organización ha puesto en marcha una web específica (www.rallyterradets.com), además de un perfil en Facebook (Rally 12h Escalada Terradets).

Las fechas son el 5, 6 y 7 de abril de 2013.

Para más información e inscripciones, contactad con:  rallyterradets@gmail.com

 

Yo también he estado en Cogne

En unas ocasiones por la escasez de hielo en nuestras soleadas montañas y otras porque no hay mas “culo inquieto que un alpinista”, lo cierto es que los viajes para escalar cascadas de hielo a lugares no precisamente cercanos, cada temporada son más habituales.

Escalar en Noruega o Dolomitas ya no es algo raro, por lo tanto que una ingente cantidad de “ibéric@s” hayamos paseado nuestros piolets este invierno por el italiano Val di Cogne, no tiene nada de excepcional. Ya sea en avión desde Milan o Torino (este último con menos opciones de vuelos) o después de un buen “paseo” en coche, lo cierto es que se oía bastante castellano por las cascadas de la zona.

Lo nuestro fué una visita rápida de 4 días, pero dio bastante de sí. Lo que está claro es que es un lugar al que regresar. Un lugar con una gran “oferta” de cascadas variadas y sobre todo un lugar donde los glaciaristas no somos vistos como un problema, sino como una (gran) suerte.Las cascadas estan indicadas con cartelitos y los alojamientos tienen precios más que razonables (mucho mas que aquí sin duda) y regentados por gente que valora que los escaladores también pueden ser una buena fuente de ingresos para ellos. De ahí que, a diferencia de las mentes obtusas de muchas de nuestras zonas (autoridades incluidas), en Cogne nos sentimos apreciados y bien tratados.

Ahora solo falta encontrar las fechas para regresar y continuar disfrutando de sus gélidas estructuras congeladas.

Thoule

Thoule

Rapelando Thoule
Rapelando Thoule

Lillaz
Lillaz

Patri derecha
Patri derecha

Stalattite di Cristallo
Stalattite di Cristallo

 

Primer invierno sin Pau

Este invierno está siendo un poco desganado, como apagado, como al ralentí. Cierto es que el tiempo tampoco ayuda. Altas temperaturas, poca nieve, casi nada de hielo… Por eso se acentúa más tu ausencia Pau.

Añoro tus largas llamadas por teléfono. Añoro tus noticias de cascadas que nunca escalaré. Añoro las charlas llenas de tubos, medusas y pétalos, todo eso de hielo, claro está!!!

Es el primer invierno sin tu presencia, ya fuese junto a una cerveza en algún bar de Vic, o a través de la línea telefónica. Estoy seguro que si continuases entre nosotros, este invierno donde parece que el hielo ha desaparecido de la faz de la Tierra, estaría lleno de columnas heladas, que como por arte de magia tú tenías la habilidad de encontrar, eso sí, seguro que irían acompañadas de una larga, a veces muy larga… kilometrada.

El otro día chateaba con Lili por el Facebook. Como tant@s de nosotr@s, también te añora. Me contaba las múltiples ocasiones en que a ella y a tant@s otr@s amig@s les habías echado una mano (o más bien la cartera) para que pudieran ir a escalar. La única condición es que lo hicieran con piolets y crampones. No importaba su nivel sino sus ganas.

Comentábamos lo que solo las personas más próximas a ti sabíamos sobre tu pasión y tu altruismo en esto del alpinismo. Mucha gente conocía tus impresionantes escaladas, pero la otra parte, la del Pau persona, les era totalmente desconocido. Ese que decía “Yo no soy la élite. Yo soy Pau Escalé, un currante que el fin de semana marcha a escalar en hielo. Llego sin hacer ruido, escalo y me voy de la misma manera”.

Muy poc@s sabían, por ejemplo, que el dinero del premio de la FEDME a tus actividades de Alto Nivel, iba a parar a un bote con el que se sufragaban los gastos de los viajes a los Alpes de tod@s l@s que fuesen en el coche contigo, hasta que se acabase ese fondo.

Muy poc@s sabían que si l@s compañer@s iban just@s de dinero ese fin de semana, corrías tú a cargo de los gastos.

Sobre tus escaladas, se ha escrito bastante. Yo quería escribir ahora sobre la persona ajena a muchos de los egos que corren por nuestro mundillo. Tú eras además de un gran glaciarista (el mejor que yo he conocido… y he conocido unos cuantos), sobre todo una gran persona. Y quiero (queremos muchos)… que se sepa.

Es nuestro primer invierno sin Pau… y parece que no sea invierno.

Cuca de Bellostas – No solo hay deportiva en Rodellar

¡¡Pues así es!!. Rodellar se ha ganado una bien merecida posición dentro de los destino internacionales para la escalada deportiva, como así se podía comprobar este pasado mes de Agosto. Desafiando las altísimas temperaturas de esos días, auténticas ordas de escaladores deportivos de las más esperpénticas procedencias se desparramaban por sus diversos sectores, entre baño y baño en las pozas del rio.

Aparecí yo por allí en esos días, acompañado de familia y algunos amigos y mentalizándome para pasar el fin de semana embadurnándome de magnesio, cuando la fortuna vino a socorrerme en forma de “pureta climb” desesperado a la búsqueda de algún escalador no deportivo que le acompañara a escalar más allá de las zonas de deportiva. Así que sin comerlo ni beberlo, me ví remontado el cauce seco del río camino del espectacular cuerno de roca conocido como CUCA DE BELLOSTAS, acompañando a Jose, uno de los activos “the puretas climb” (ver su blog).

Cuca de Bellostas

Cuca de Bellostas

Cuca de Bellostas

Cuca de Bellostas

A las 6 de la mañana, frontal en frente, intentando ganar la partida a la agobiante calima de esos días, nos encaminamos hacia esa aguja tan “cuca”. A las 7:15 ya estaba en el colladito al inicio de la escalada y sobre las 8 de la mañana comenzamos la escalada. Primero hay que hacer un flanqueo de roca mala, pero fácil, para acceder el perfil más humano de la aguja.

Jose en el flanqueo inicial

Jose en el flanqueo inicial

Aquí comienza la escalada de verdad. Un largo totalmente clavado (algun clavo un tanto sospechoso) que se supera según el nivel del escalador. Puede ser 6b totalmente en libre, o 6a-AO, o A1, V+. Escalada al gusto donde hay que llevar más de 20 cintas expres si se quieren chapar todos los clavos.

Comienzo del segundo largo

Comienzo del segundo largo

Jose en el segundo largo

Jose en el segundo largo

Después viene una tramito de fisura ancha, para continuar por el perfil de la derecha, pero ya con roca mala.

La fisura del tercer largo

La fisura del tercer largo

En el tercer largo

En el tercer largo

Finalmente, un corto tramo fácil pero muy roto, da acceso a un pequeño hombro 2 metros por debajo de la estrechísima y descompuesta cima, a la que solo Jose se encarama y de la que yo paso, ante el aspecto ruinoso que tiene. Esta última reunión consiste en una trozo de cuerda que laza totalmente la parte final de aguja ante la imposibilidad de poner algo decente en esa roca totalmente crocanti.

En el cuarto largo

En el cuarto largo

La cima

La cima

Para bajar la cosa tiene su gracia. Hay que bordear la aguja hasta el desplomadísimo lado opuesto, ayudados por la cuerda que laza la cima, por la que Jose pasa con una cierta alegría, pero que a mi no me hace tanta gracia (que le vamos a hacer, cada uno es como es).

Volteando la cima y el rapel.

Volteando la cima y el rapel.

Una vez en el lado opuesto se monta el espectacular rapel de la última reunión (parabolts con anillas) de una impresionante vía deportiva que surca ese imponente desplome (Paris-Texas, 7c+, 2 largos). Comenzar el rápel tiene su cosa, ya que con semejante desplome a los pies, te aseguras hasta de si llevas la cremalera de la bragueta cerrada.

El rapel

El rapel

Comienzo a bajar con mi inseparable Shunt por compañero, mientras voy tomando conciencia de lo que me voy separando de la pared y por lo tanto, de lo difícil que va a ser llegar al collado, que va quedando preocupantemente alejado de la linea de rápel. Por lo visto, hay que chapar los últimos seguros de la via Paris-Texas para poder ir quedando más cerca de la pared al final del rapel y que no resulte tan complicado acceder después al colladito.

Demasiado tarde, por lo tanto tendré que ingeniarme algún invento para poder acceder al colladito ya que los intentos de balanceo calgado totalmente de la cuerda y separado al menos 7 u 8 metros de la pared, resulta totamente inútiles. Pero como sabe más el perro por viejo que por perro (¿era así, o no?) me cuelgo totalmente del Shunt, recojo el sobrante de la cuerda de rápel (unos 8-9 metros) y me dedico a lanzarlo contra un pequeño arbusto en la pared. Solo es una cuestión de paciencia, hasta que por fin se engancha en una ramita y tirando muy suavemente de la cuerda llego hasta la pared. Ufff. ha sido curioso todo el proceso, colgando del vacio, a 40 o 50 metros del suelo y dando vueltas sobre mi mismo.

El rapel

El rapel

Una vez en el collado, ya solo queda guiarle la cuerda a Jose para que rapele hasta el collado sin problemas y regresar hasta Rodellar antes de que la calima nos desintegre por el secarral del cauce del rio.

Conclusión. Rodellar esconde una pequeña joya en forma de cuerno de roca imprescindible para romanticos de la escalada como Jose y yo.

Las Calenques de la Costa Brava

Este año ando un poco flojo con la roca. El trabajo, la familia, compañeros que coincidan… A veces no resulta fácil que las cosas cuadren, pero ¡¡¡que  le vamos a hacer!!!. Digamos que son etapas de la vida que eso siempre queda bien como justificación a los momentos que no nos cuadran del todo.

De todas formas, el pasado finde y casi por casualidad, acabamos haciendo una actividad con un toque diferente, al menos para mi, ya que nunca había escalado un acantilado marino. Hace muchos años estuve en las famosas “Calenques” francesas, pero las escaladas que hicimos nunca fueron paredes que nacen directamente del mar como en esta ocasión.

Como el amigo Pep Climent tiene una casita familiar en Cala Mongó (L’Estatit-Costa Brava-Catalunya)  y mi familia pasaba el finde en Palamós, pues le dí un toque para ver si cuadraba una escapadilla y escalar una bonita vía llamada “Intrépida Sirena” situada en la Punta Milà, un acantilado muy próximo a su casita. Casualmente hacía unos días que la había escalado, pero me dijo que valía la pena repetirla, así que ya teníamos plan. Para acabar de redondearlo, se lo propuse también al David, así que ya éramos 3.

Como a la pared le da el sol por la mañana (es cara este) y con los niños el madrugar en tiempo de vacaciones escolares no encaja mucho, pues salimos hacia Cala Mongó con la calma y darnos un buen baño en el mar al llegar, para luego marcarnos un buen arroz “made in Pep”.

El Pep la escaló hacía unos días entrando por arriba y rapelando la vía, pero lo desplomado de la pared hace que ese acceso sea bastante delicado, peligroso y nada recomendable. La verdad es que lo que le aporta un punto de exotismo a la actividad es el acceso por el mar, mucho más cómodo y sobre todo “diferente”, así que sobre las 5:30 de la tarde nos acercamos al alquiler de kayaks de la playa, que son los mismos que te acercan con la zodiac hasta la base de la pared, por 5€ cada uno.

Por ese muro va las vías "Intrepida Sirena y "CER L'ESCALA"

Por ese muro va las vías “Intrepida Sirena y “CER L’ESCALA”

Sobre las 6 de la tarde navegamos en dirección a la pared. A esa hora el mar está un poco picado, lo que complica un poco (no mucho) el salto de la zodiac a la pared. El “piloto” nos acerca en 2 intentos. Primero saltan Pep y David. Se retira un poco para volver a encarar la barca y dejarme a mi. Una vez los 3 en la repisa de la base de la pared, la zodiac se marcha y nos quedamos al pie de un desplomado muro de unos 110 mts, donde la única salida es hacia arriba.

Saltando de la zodiac

Saltando de la zodiac

El acceso al pie de vía. Por el espolón desplomado van las vías.

El acceso al pie de vía. Por el espolón desplomado van las vías.

Desde el primer metro, la vía desploma, pero la buena roca, el equipamiento con químicos y algún puente de roca  y los cantos generosos, hacen que la dificultad no sobrepase el V+.

El ambiente del primer largo.

El ambiente del primer largo.

La vía está equipada para hacerla en 5 largos, pero como los 4 últimos son bastante cortos, los empalmamos y la hacemos en 3 largos, que en realidad es lo que está siendo habitual y en un par de horas (con la calma) desde que nos dejó la barca, ya estábamos arriba.

La cuerda deja claro que la vía desploma.

La cuerda deja claro que la vía desploma.

David en los últimos pasos de "Intrepida Sirena"

David en los últimos pasos de “Intrepida Sirena”

El resultado final ha sido una atlética y bonita vía, del todo recomendable y con un acceso y un entorno que la hacen diferente.

Pep en la reunión del final de la vía.

Pep en la reunión del final de la vía.

Final de la vía con la Cala Mongó al fondo.

Final de la vía con la Cala Mongó al fondo.

Con el mismo inicio, a la izquierda de “Intrepida Sirena” han abierto otra vía llamada “CER L’ESCALA”, más difícil (6a+) y de características similares, aunque se veía aún más desplomada.

En la Punta Miladones, otra pared relativamente próxima, existe una vía Anglada-Cerdà (120 mts, V) y hace solo unos días han abierto otra vía a su derecha (6a+). Para estas 2 vías hay que llevar material para su aseguramiento ya que el material de la Anglada-Cerdà debe estar prácticamente desecho por el salnitre marino y en la nueva vía (no recuerdo el nombre) se han dejado las reuniones equipadas, pero los largos hay que protegerlos con friends y puentes de roca.

En definitiva y según el comentario del amigo Ferràn “Cara Norte”, esta zona tiene potencial para convertirse en las Calenques de la Costa Brava.