El final de la etapa federativa

La semana pasada, definitivamente pasamos página a nuestra etapa al frente de la Federación Catalana.

El presidente Antón Fontdevila (ya os hablaré otro día de este personaje excepcional), todos los vicepresidentes (Paco Guillamon, yo mismo y Josep Sicart), así como un buen grupo de compañeros de la actual Junta Directiva (Toni Gómez, Xavi Ariño, Manolo Barcia, Jaume Joan, Remi Bresco, Joan Mª Vives, Xavier Rodríguez, Oriol Montero, etc…), dejamos atrás nuestra vinculación federativa.

Hace ya 12 años que nos embarcamos en la apasionante aventura de modernizar la Federación Catalana, liderados por un motivado Bernat Clarella. Todo en esta vida es mejorable (sobre todo si tienes ayuda para hacerlo). Marchamos de la FEEC orgullosos y satisfechos por el trabajo realizado a lo largo de todos estos años, gracias a la ayuda de un buen número de colaboradores que, en mayor o menor medida, han aportado su grano de arena a desarroyar este proyecto. Pero sobre todo, a la buena dirección llevada a cabo por Antón Fontdevila como presidente, en estos últimos 6 años.

Nos hicimos cargo de la FEEC en un momento en el que la situación era muy delicada. Más de 20 millones de las antiguas pesetas de déficit y una situación de pérdida de federados, son algunas de las situaciones más significativas. El primer año ya conseguimos darle la vuelta y, desde entonces, el crecimiento ha sido constante y estable hasta llegar a los casi 30.000 federados con los que probablemente se cerrará este año.

Y de la situación económica ¿que decir?. Desde hace ya más de 10 años los números de los FEEC arrojan cada año números positivos, hasta llegar a los 400.000 € positivos y en caja, a los que hay que sumar un cierre del 2008 con unos 60.000€ positivos a sumar a los 400.000.

Hemos puesto en marcha un montón de programas (algunos pioneros), como el Programa “Dona i Esport” (Mujer y Deporte), algunos de los primeros Centros de Tecnificación de Escalada, Esquí y Alpinismo. Las Estadas para Jóvenes Alpinistas, el programa “100 Cims” y tantos otros de los que nos sentimos muy satisfechos por la acojida y los resultados.

Nos hemos encaramado en lo alto de una cresta para reivindicar el Libre y Respetuoso Acceso a las Montañas, porque no nos dejan hacer vivac en Aigües Tortes y hemos conseguido equiparar a los Alpinistas de Alto Nivel catalanes a los deportistas de competición que obtienen medallas o récords.

También hemos cometido errores, ¡¡seguro!!.

En los últimos meses, algunas personas en las que habíamos puesto toda nuestra confianza (y sobre todo una), nos han defraudado hasta el punto de no presentarnos a la reelección y no querer saber nada más (en mi caso al menos) con esta “su” Federación a la que le he dedicado 12 años de mi vida.

A tod@s l@s que nos habeis acompañado en este viaje con la misma honestidad que (al menos nosotros) le hemos puesto, ¡¡muchas gracias!!. A los “otr@s”, ¡¡hasta nunca!!.

Rafa Vadillo