Proyecciones de montaña. Un poquito de por favor…

Hace unos días fuí a ver la proyección de David Palmada “Pelut” sobre la escalada que él y su compañera Esther, hicieron a la famosa vía “Intifada” de A6, en las Fisher Tower (USA).

La verdad es que he estado un periodo importante de tiempo sin ver proyecciones de montaña. La hora habitual en que se proyectan, no acostumbran a ser compatibles con la cena de los dos pequeñajos que alborotan por casa. Pero últimamente ha coincidido que en un tiempo no muy largo he visto 3, contando la de “Pelut”.

Con lo primero que me he encontrado es con que la proyección de “Pelut” quizás sea una excepción ya que continuan haciéndose proyecciones poco curradas, aburridas y cansadas de ver.

David, además de ser un tío de lo más simpático en lo personal, se lo ha currado con la proyección. Ya sé que resulta fácil cuando tienes un colega especialista en montajes audiovisuales, pero es que él ya pone la base con anterioridad. Un día encontró una pequeña cámara grabadora que se adaptaba a su cámara y que le permitía poder colocarla enganchada a su casco de escalada. El efecto os aseguro que resulta gratificantemente sorprendente. Nunca hasta ahora había podido vivir la sensación que se debe tener (salvando las distancias) mientras se escala un esperpéntico largo de A6. No es lo mismo que te graben desde arriba, abajo, lateral, etc… La sensación que se tiene desde una cámara adosada al casco es curiosa, mientras observas las manos “trabajando” en la colocación de los anclajes. Sin olvidar los comentarios “en directo”. Os aseguro que, como él mismo dice mientras escala, son “massima vibraccione”.

Por contra, me he aburrido enormemente en las dos proyecciones anteriores. Las actividades eran de  primer nivel, pero las proyecciones eran el mayor peñazo que uno pueda soportar. Soporíferas, aburridas y me atrevería a decir, que descaradas. No imagino cómo debieron ser para el público “no entendido”.

Hace tiempo y con motivo de otras historias que no vienen al caso, Jose Luís Mendieta de Desnivel me mandaba un formulario con varias preguntas entre las que incluía alguna relacionada con las proyecciones de montaña, teniendo en cuenta que, por aquel entonces, yo era el responsable de la “Setmana de Muntanyisme de Badalona”. Me resulta curioso releer las respuesta de hace casi 10 años y ver que la cosa continúa más o igual. La respuesta decía algo así como “ … quiero aprovechar para comentar la poca elaboración de bastantes conferencias de personajes de actualidad, que no cuidan ni la presentación ni el contenido de las mismas, pero plantadas de una manera pseudo-profesional (o sea, que cobran)…”.

Yo no digo que todo el mundo tenga que currarse proyecciones del nivel de “Intifada”, pero aunque solo sea por el respeto que merecen los organizadores que pagan cantidades nada desdeñables por algunas proyecciones de actualidad y por respeto al público que, pagando o no una entrada, asiste a ellas, las proyecciones pseudo-profesionales ($) tienen la obligación moral de ser un poco más curradas.

Hoy en dia, la digitalización fotográfica y la facilidad para grabar imágenes en movimiento con la misma cámara con la que hacemos las fotos, permiten hacer montajes más atractivos y tampoco resulta tan difícil con las posibilidades que ofrecen los programas que todos los ordenadores actuales incorporan.

Tan solo es cuestión de querer …

Los ECRINS. La esencia del alpinismo

Ya tocaba una nueva escapada exprés a los Alpes, así que aprovechando que el lunes era festivo en Barcelona y que los excombatientes que están instalados en Grenoble, no paraban de insistir para que subiera para una escapada a los Ecrins, pues me pillé un billete de avión razonablemente barato, de ida a Lyon con EasyJet para el sábado por la mañana. Del aeropuerto de Lyon a Grenoble hay un autobús cada hora, así que llegué a tiempo para comer con el trío œTronchoise y colegas.

Comienza la subida por el Vallon Bonne Pierre

Comienza la subida por el Vallon Bonne Pierre

La idea era escalar los más de 1000 mts de la Mayer-Dibona a la cara NO del Dome de Neige des Ecrins, una buena vía a uno de los dos 4000 que hay en el macizo. La meteo que parecía buena durante toda la semana, ha cambiado. Parece que la noche del domingo al lunes puede dar margen para intentarlo, así que decidimos igualmente intentarlo, pero haciendo la aproximación el domingo por la mañana y meternos en la pared a media noche. Así, posiblemente podría llegar a Grenoble a tiempo para bajar a Barcelona en coche con Jordi y Clara, el lunes por la tarde.
Pues vamos pallá!!. El domingo a medio día, Lluc y yo salimos del pueblo de la Berarde, para remontar el solitario Vallon de Bonne Pierre. Vamos cargados con tienda, saco, esterilla, fogón, comida, además del material para la escalada. Como la mayoría de las zonas del Macizo de los Ecrins, este valle no cuenta con remontes mecánicos y en este caso, tampoco cuenta con refugio, así que, como dice el libro de las œ100 mejores de los Ecrins œ¦aun puede uno creer estar en la época de los pioneros¦.

Aproximación al vivac

Aproximación al vivac

Cara NO del Dome de Neige des Ecrins

Cara NO del Dome de Neige des Ecrins

Después de 1.100 mts de desnivel y a una altura de 2.800 mts, encontramos varios emplazamientos para el vivac. Unos simples muritos de rocas amontonadas para proteger un poco la tienda del viento y a tan solo media hora de la base de los más de 1.000 mts de pared que pretendemos escalar. Justo al acabar de montar la tienda, ¡¡comienza a llover!!. Los ánimos se caen por tierra. Confiábamos en que la tarde-noche nos daría el margen suficiente para subir, como parecía indicar el nuevo parte meteorológico, pero la cosa no solo no mejora sino que poco después se pone a granizar y durante la noche se acumulan un par de cms de nieve sobre nuestra tienda. Evidentemente en altura, el grosor de nieve es mayor.

La nevada nocturna

La nevada nocturna

Aún con una buena dosis de fé, ponemos el despertador y a las 2 de la mañana saco la cabeza por la puerta de la tienda. No se vé a más de 10 mts y sigue nevando, así que aquí se acabó la actividad. A las 9 de la mañana, mientras recogemos los bártulos para bajar, se abre un claro justo para dejarnos hacer unas fotos.

Vivac al pie de la NO del Dome de Neige des Ecrins

Vivac al pie de la NO del Dome de Neige des Ecrins

Luego se tapa para que nuestro descenso hacia el valle no resulte deprimente, viendo la montaña despejada. Al llegar de nuevo a La Berarde, comienza a llover.

Corta mejora del tiempo en la NO del Dome de Neige des Ecrins

Corta mejora del tiempo en la NO del Dome de Neige des Ecrins

Lástima que la meteo no nos ha acompañado, porque la actividad y el ambiente de la ascensión merecían mucho la pena, en este macizo un tanto olvidado por el alpinismo español, precisamente por lo que lo hace más atractivo: porque aún se puede vivir en él œla esencia del alpinismo.

en Alpes | 675 Palabras