en Escalada en Roca

Welcome climbers

Sentado en la terraza de un restaurante de Arco, mientras miro qué escoger, me sorprendo al leer en la carta “Welcome Climbers”. En este paradisíaco pueblecito italiano, a orillas del Lago di Garda, los escaladores no solo no estamos mal vistos, sino que incluso somos bienvenidos.

Welcome Climbers en la carta del restaurant

Welcome Climbers en la carta del restaurante

A partir de que allá por mediados de los 80, se organizara la primera competición, Arco se ha volcado en la escalada y los deportes al aire libre. Desde aquellas imágenes del primer Rock Master donde la flor y nata de los escaladores punteros del momento, paseaban sus llamativas mallas multicolores por estas paredes, la escalada se ha convertido en el centro neurálgico de este lugar.

Nombres como Patrick Edlinger, Catherine Destivelle, Didier Raboutou, Jacky Godoffe o Stefan Glowacz entre otros, forman parte de la historia y la evolución reciente de este bonito y cuidado pueblo. Desde entonces, El Rock Master de Arco es una cita de referencia para el mundo de la escalada.

Arco

Arco

Hemos venido aquí para el “meeting” de verano de La Sportiva, el fabricante de calzado para montaña y escalada. Esta empresa familiar, con sede y fábrica en las Dolomitas italianas, ha ido evolucionando en los últimos años de manera paralela a la escalada en Arco y este año han querido realizar su “meeting” en este pueblo donde Lorenzo Delladio se presentó hace mas de 25 años, cargado con una bolsa llena de unas zapatillas para escalada con suela lisa, que entregaba a los escaladores punteros de la época para que las probaran.

Desde entonces han sido una punta de lanza en la evolución y mejora constante de los pies de gato, que siguen fabricando de manera artesanal en su fábrica de Ziano di Fieme. En unos tiempos en que muchísimas empresas trasladan la fabricación de sus productos a China, esta familia que va por la cuarta generación de zapateros, prefiere fabricar menos cantidad en su propia fábrica italiana, pero hacerlo de la manera tradicional y bajo su supervisión personal, aunque eso suponga no poder atender totalmente la gran demanda que sus pies de gato tienen en todo el mundo. Algo que personalmente me parece elogiable.

Después de comer, me doy una vuelta. Es un pueblo de un tamaño similar a Chamonix, pero lo encuentro más limpio y más cuidado. Me sorprende la cantidad de tiendas y librerias de montaña que hay aquí. Como en Chamonix, muchas marcas han abierto sus propias tiendas, junto a otras multimarca.

Arco

Arco

Libreria de escalada en Arco

Libreria de escalada en Arco

Por la tarde, La Sportiva organiza una pequeña fiesta de  escalada en el famoso muro del Rock Master. Se trata de un rocódromo al aire libre, pero con un ingenioso sistema de semi-cobertura que lo protege de la posible lluvia, sin dejar de estar al aire libre. Es un placer compartir una tarde de escalada en este mítico muro con escaladores de la talla de Pietro dal Pra y Sandro de Zolt o de escaladores y escaladoras de la época dorada de Arco como Tatiana Dmitrievskaya y Sasha Kayachev, integrantes del equipo ruso de escalada de los años 80-90.

Meeting de La Sportiva en Arco

Meeting de La Sportiva en Arco

Pietro dal Pra

Pietro dal Pra

Sandro de Zolt

Sandro de Zolt

Tatiana Dmitrievskaya en acción

Tatiana Dmitrievskaya en acción

Tatiana

Tatiana

Asegurado por Sasha

Asegurado por Sasha

Intentando dar la talla

Intentando dar la talla

Unas risas con Sandro

Unas risas con Sandro

Lo de Tatiana y Sasha es una de esas historias de amistad que demuestran el trasfondo de vinculación afectiva que algo común como la escalada, puede generar en personas de lugares tan distantes y culturas tan diferentes.

Nos conocimos hace mas o menos un año en otro “meeting” de La Sportiva. Durante una de las cenas, Tatiana y yo charlamos largamente, como no, de escalada. En un momento de la conversación le hablé del Rally de Escalada de Terradets, que organizamos junto con un grupo de buenos amigos. A ella, que ha sido competidora de escalada deportiva durante muchos años, le pareció muy interesante y me pidió que le enviase información. Unos meses después en Friedrischafen, me dijo que a su compañero Sasha y a ella les gustaría venir a participar este año, así que les envié más información. El pasado febrero en Munich, conocí a Sasha que entusiasmado como un niño con juguetes nuevos, me preguntaba por todos los detalles.

Y así fue como unos días antes de Semana Santa les fui a recibir al aeropuerto de Barcelona. Se habían cogido 15 días de vacaciones con el objetivo final de participar en el Rally de Escalada de Terradets.

Como buen cicerone, la primera visita fue a Montserrat donde escalamos juntos y disfrutamos de las bonitas vistas desde los Gorros. Después de otro día de visita turística por la ciudad de Barcelona, les acompañé hasta Terradets donde se instalaron en el Hotel junto al lago.

Con Tatiana y Sasha en Montserrat

Con Tatiana y Sasha en Montserrat

Tatiana escalando en Montserrat

Tatiana escalando en Montserrat

Participaron en el Rally y, además de ganar la categoría veteranos (los dos superan los 50 años), quedaron cuartos de la general. Pero sobre todo, como ellos mismos dicen una y otra vez, se lo pasaron en grande durante su estancia, con la gente, con la comida, con las escaladas y sobre todo con el ambiente.

Antes de marchar, Sasha me pasa su cuerda y como en una especie de rito de hermandad, me pide que se la lleve en Junio al “meeting” de La Sportiva en Arco donde nos volveremos a encontrar. Es como una señal de compromiso para hacer una escalada juntos allá. Yo que soy de naturaleza romanticón, no hace falta decir que pasé dos meses de lo más emotivo.

Tal y como habíamos quedado, el último día antes de marchar de Arco, nos encordamos juntos para escalar una de las clásicas de la zona: los 300 mts de la vía Renata Rossi  en la pared del Calodri, a las afueras de Arco. La clásica resultó ser un peazo de clásica, lógica y estética, pero donde hay que escalar en cada largo. Además hay que sumar lo pulido de la roca por el paso de las cordadas.

Renata Rossi la pared del Calodri

Renata Rossi en la pared del Calodri

Los 300 mts de la pared del Calodri

Los 300 mts de la pared del Calodri

Sasha en la Renata Rossi

Sasha en la Renata Rossi

 

Escalando el bonito 3r largo

Escalando el bonito 3r largo

Sasha superando en último techo

Sasha superando en último techo

En los últimos metros de verticalidad total

En los últimos metros de verticalidad total

Con Sasha en la cima

Con Sasha en la cima

En la cima, Tatiana con algunos amigos nos vinieron a esperar y bajamos juntos. ¿Qué mejor historia para un alpinista de la vieja escuela como yo, pero de mentalidad abierta?.

Sentados en la terraza de un restaurante de Arco, brindamos por los momentos vividos y nos emplazamos para compartir otros venideros, mientras en la carta leo “Welcome Climbers”.

  • Contenido relacionado por Etiqueta