en Mi opinión

No todos los rusos son millonarios

“Cuanto ruso millonario suelto… A lo mejor la finalidad del rallie es otra…”

Este “sentencia” está copiada literalmente del comentario de un “anónimo internauta”, tras la noticia de la participación de escaladores rusos en el pasado Rally Arc’teryx 12h Escalada Terradets, que un grupo de amigos organizamos desde hace 4 años.

Tengo que reconocer que cada vez me parecen más cansinos los foros de escaladores en internet. A todo se le busca la pega y la visión sectaria predomina en la mayoría de cuestiones. Lamentablemente, la mayoría de comentarios no solo no aportan elementos interesantes de debate, sino que sencillamente suelen ser una sarta de sandeces, acompañadas en muchos casos de insultos de lo más variopinto.

Precisamente leyendo los comentarios que se generan en algunas webs de montaña rusas, observo con agrado como suelen ser educados y en general bastante interesantes, algo de los que podríamos tomar nota.

Y sobre los “millonarios rusos” de nuestro anónimo internauta, a pesar que me da pereza contar quienes son en realidad sus supuestos “millonarios rusos”, lo voy a hacer porque me apetece decir quiénes son y las vivencias que hemos tenido con ellos.

 Digamos que el comentario gratuito y sin el más mínimo atisbo de conocimiento por parte de nuestro internauta en cuestión, me ha servido de motivación para contar nuestra ya cada vez más intensa relación con los escaladores rusos y también ukraineses con los que hemos ido entablando una afectiva relación.

Con el Team Ukrainés en Crimea

Con el Team Ukrainés en Crimea

Para empezar, hay que decir que los escaladores de los países de la antigua Unión Soviética, son de los más fuertes y duros que he conocido en los (bastantes) años que llevo deambulando por paredes y montañas. Y no me refiero con eso al grado de dificultad a lo que en los países “occidentales” se basa el concepto “fuertes”, sino fuertes de fuertes. O sea, actividades potentes sin importar si el tiempo es perfecto y la condiciones inmejorables.

Les hemos visto escalar difíciles rutas con frío y mal tiempo, algo impensable para los cracks del santificado “grado” occidental y algunos, sin el mega-equipamiento que acostumbramos a ver por nuestras montañas.

La mayor parte de los escaladores “de a pie” de esos países, donde su incorporación a esquemas sociales mas o menos parecidos a los occidentales es muy reciente, sencillamente aún no existe lo que conocemos como “clase media”, como me contaba Mykhaylo, el profesor de Universidad y miembro de la dirección de la Federación Ukrainesa de Alpinismo. Eso provoca que a la mayoría de escaladores de esos países no tengan el poder adquisitivo suficiente para viajar y escalar por su cuenta en otros países y especialmente en los países alpinos donde hay que pagar por casi todo (teleféricos, refugios, campings, etc…).

En Crimea por ejemplo, el camping es libre o al menos libremente tolerado, incluso en la periferia de los núcleos habitados. Por otro lado, el “autostop” está muy extendido siendo habitual encontrar continuamente personas a lo largo de las carreteras, esperando ser recogidas por algún conductor para desplazarse de un lado a otro. Por eso, no es extraño que los escaladores y alpinistas de los países exsoviéticos, hagan las aproximaciones a pié y acampen sobre los glaciares, en sus escaladas  de los macizos alpinos occidentales.

Para los que tienen más nivel y más suerte, existe la posibilidad de integrarse en los equipos oficiales de alpinistas y escaladores de sus países, donde por cierto, están tan bien considerados como cualquier deportista de otras modalidades, incluyendo las olímpicas. Cobran de su Federación e incluso tienen acceso a viviendas. Ese es uno de motivos por los que se organizan competiciones de alpinismo, a las que en los países occidentales no estamos habituados. Eso les permite cuantificar y evaluar resultados, que son los que ayudan a establecer los escaladores y alpinistas que constituyen los equipos federativos oficiales, permitiéndoles el acceso a expediciones y/o actividades en macizos alpinos.

Pavel y Ekaitz en Crimea

Pavel y Ekaitz en Crimea

Otra cosa son los visados para poder visitar los países occidentales, como pueden ser los de la Unión Europea donde están ubicados los macizos alpinos o buenas zonas de escalada en roca, como por ejemplo nuestro país.

Para conseguir esos visados es necesaria la invitación por parte de una empresa o una organización. En el caso concreto de los escaladores y escaladoras rusas que participaron en nuestro Rally Arc’teryx 12h de Escalada de Terradets del 2013,  tuvimos que enviar a la Federación Rusa, una invitación desde el Club Alpí Virtual como organizador del Rally, para que la embajada española en Moscú les expidiera el visado que les permitía visitar nuestro país. Una vez en Terradets, estuvieron invitados por la organización del Rally, Y CON MUCHO GUSTO.

Con Pavel en Terradets

Con Pavel en Terradets

Pavel y Vladimir en Terradets

Pavel y Vladimir en Terradets

Pelut con Pavel y Vladimir en Terradets

Pelut con Pavel y Vladimir en Terradets

Para esos escaladores y para su Federación, el segundo puesto en chicos y el primero en chicas, en una “competición” occidental, les ha ayudado a aportar “resultados deportivos”. O sea, que su participación y resultados en el Rally Terradets, les ha facilitado el poder seguir haciendo sus actividades. Incluso el visado que pudieron obtener gracias a nuestra invitación (un visado para la UE), les permitió poder viajar a los Alpes y escalar allá.

Pavel Vlasenko y Vladimir Gunko segundos en Terradets

Pavel Vlasenko y Vladimir Gunko segundos en Terradets

Por su parte, la Federación Rusa invitó a los ganadores del Rally Terradets a participar en su “Campeonato” con la clara intención de que conociéramos su peculiar competición de escalada en pared y aportásemos nuestra visión de cara a adecuar su visión de este tipo de actividades a conceptos mas actualizados y que compartiésemos con sus escaladores nuestra visión y el momento actual de nuestra manera de ver la escalada y el alpinismo.

Ekaitz con el Team Ruso en Crimea

Ekaitz con el Team Ruso en Crimea

La experiencia ha sido extraordinariamente enriquecedora por ambas partes y la relación humana que es lo realmente importante, ha sido de lo mas entrañable y afectiva, sorprendiéndonos muy gratamente y deshaciendo visiones predeterminadas sobre la escalada y el alpinismo en esos países, basadas en la mayoría de los casos en las noticias que aparecen en los medios de comunicación de montaña sobre sus actividades.

Porque no todos los rusos son millonarios

Con Yulia, Alena y un amigo

Con Yulia, Alena y un amigo

Con Sasha y Tatiana

Con Sasha y Tatiana

Alex y Yulia

Alex y Yulia

Con Caterina y Alexandr

Con Caterina y Alexandr